... Y sobre todo, maldigo a la maldita educación a la que me sometieron, porque nunca me enseñó las palabras exactas para expresar todas las cosas que tengo en la cabeza...

No hay comentarios: