... Y sobre todo, maldigo a la maldita educación a la que me sometieron, porque nunca me enseñó las palabras exactas para expresar todas las cosas que tengo en la cabeza...

Nos veremos otra vez...

Aunque te abraces a la luna y te acuestes con el sol, nunca habrá más estrellas de las que dejes brillar; solo así el cielo tendrá tu color. No estés sola en esta lluvia, tampoco te entregues, por favor, si debes ser fuerte en estos tiempos para resistir la decepción y quedar abierto de mente y alma, yo estoy con vos. Si te hace falta alguien que te trate con amor, si no tienes a quien brindar tu corazón, si es verdad que todo vuelve cuando más lo precisas, nos veremos otra vez…