Sonríe, no dejes que los infelices empujen y ocupen el lugar de los buenos recuerdos, no quiero pensar cuando fue la última vez que te vi sonreír. Y si es que este mundo te vuelve loco y no lo puedes soportar, llámame y lo soportaremos juntos, sabes que allí estaré.

No hay comentarios: